Dermolipectomía o "Bodylifting"

Después de una pérdida drástica de peso, la silueta se queda a menudo poco "agraciada". Por lo general, presenta un exceso de piel, particularmente alrededor de la cintura abdominal, influyendo así, en el volumen. Las cartucheras son persistentes y las nalgas tienden a relajarse y caerse.

¿Cómo se realiza?

El Bodylift está particularmente indicado después de un régimen importante o a continuación de una cirugía bariátrica como un bypass o gastroplastia (tratamiento de la obesidad).

El Bodylift consiste en tratar al mismo tiempo el conjunto de cintura abdominal, es decir, abdomen, caderas, cintura, glúteos, las nalgas y las cartucheras, en caso de que las hubiese. Durante la operación, una franja circular de la piel con una anchura de unos 20 cm, se retira en la zona de la cintura. Este gesto va acompañado de una liposucción importante en las cartucheras. Uno puede fortalecer la piel abdominal, afinar la figura, corregir las cartucheras y fortalecer las nalgas, para restablecer así, el perfil corporal. La elasticidad de la piel del abdomen y las nalgas mejorará considerablemente.

Preguntas Frecuentes (FAQ's)

La cicatriz final es circular, como un cinturón alrededor de la cintura. Puede ser totalmente oculto por la ropa interior. El procedimiento se realiza bajo anestesia general y requiere una estancia en la clínica de  5 a 6 días. El paciente puede levantarse desde el primer día.

Los apósitos son necesarios durante un periodo de 2 semanas. Una prenda de compresión debe ser usada durante un periodo de 4 a 6 semanas. Son necesarios periodos de sesiones de drenaje linfático como cuidado postoperatorio con el fin de promover y acelerar la absorción del edema.

La mejora de la silueta es inmediata. El edema postoperatorio, sobre todo a nivel de los “michelines” disminuye gradualmente. El resultado final se obtiene después de 2 a 3 meses. Esta operación permite armonizar radicalmente la silueta en abdomen, cintura, glúteos y cartucheras en aquellos pacientes con flacidez de la piel como consecuencia de una pérdida importante de peso.